Definiciones de los diferentes trastornos y síndromes.

Compartimos un material indispensable y de gran utilidad en nuestra aula se trata de las definiciones de los diferentes trastornos y síndromes que podemos encontrar en nuestra aula, es de gran utilidad para nosotros los docentes conocer los trastornos o síndromes que puedan padecer nuestros alumnos y por ello se les complique en su proceso de enseñanza aprendizaje.

¿Qué se entiende por personas con Necesidades Educativas Especiales?, están referidas a  “aquel que  precisa ayudas y recursos adicionales, ya sean humanos, materiales o pedagógicos, para conducir su proceso de desarrollo y aprendizaje, y contribuir al logro de los fines de la educación”.

Esto quiere decir que cualquier persona en diferentes edades y momentos de su educación, puede necesitar que lo apoyen para tener éxito escolar. Estas NEE pueden ser por un tiempo determinado (transitorias) o durante todo el tiempo de permanencia en el sistema escolar (permanentes).

Si vamos a una escuela común, nos encontraremos con diferentes niños, niñas y adolescentes que pueden tener o no dificultades para aprender, pero ¿Quién puede decir que nunca tuvo dificultades en el colegio?, ¿todos aprendimos con facilidad a leer, escribir, sumar, restar, etcétera?, ¿aprendimos inglés, física, química o computación de manera natural y espontánea o tuvimos que recurrir a alguien que nos ayudara con aquello que nos costaba aprender?, tal vez nuestra memoria sea frágil, pero lo importante es reconocer que cada uno de nosotros tuvo ciertas limitaciones en el aprendizaje, claramente en diferentes dimensiones e intensidad.

Actualmente en la escuela regular podemos encontrar un niño o niña con discapacidad intelectual, con baja visión, con déficit atencional, o autismo o trastorno del lenguaje, tal vez con problemas emocionales, fobias, embarazos adolescentes, víctimas de violencia intrafamiliar, dificultades de aprendizaje entre otros muchos trastornos, los que afectan el rendimiento escolar y la adaptación de muchos escolares.

En el enlace que os dejo podréis descargar cada ficha pinchando en ella:

NUEVAS Definiciones de los diferentes trastornos y síndromes que podemos encontrar en NUESTRAS CLASES

Fuente: Orientación Andújar

 

 

Trazo, Caligrafía y Redacción.

Librito para practicas Caligrafía y Redacción. Imagenes Educativas: comparte este material que ha sido realizado por el Maestro Mauricio Vargas Vargas‎. Todo el mérito es del Maestro Mauricio Vargas Vargas, Imágenes Educativas comparte y crea materiales nunca con ánimo de lucro, los materiales se descargan del servidor ni se venden ni se envían por mail, siempre se citan las autorías y el lugar donde se encontró. Muchas gracias Mauricio por compartir tus materiales con nosotros un abrazo desde España.

Os dejo el enlace de donde podréis descargar el librito para repasar los dibujos.

Librito para practicar Trazo, Caligrafía y Redacción

Fuente: Orientación Andújar

Si su hijo ha suspendido cinco, castíguele (pero no como usted cree)

Expertos recomiendan una nueva forma de correctivo, que pasa por dosificar privilegios en vacaciones. Sin gritos.

Cada verano, por estas fechas, un jarro de agua fría ha caído sobre muchos hogares: su hijo ha sacado malas notas. Un cúmulo importante de suspensos es, para la mayoría de familias, una pésima e inoportuna noticia que llega justo en vísperas de vacaciones, cuando contamos los días que nos quedan para dejar de ir a trabajar y empezamos a vislumbrar nuestro merecido descanso estival como una concatenación de situaciones agradabilísimas. Aunque luzca un sol cegador, ese día una nube ensombrece la casa. Porque las malas notas a final de curso no solo afectan al apesadumbrado adolescente que se las ha ganado a pulso, sino también a los padres que las reciben y que, con frecuencia, no saben cómo reaccionar. Pues bien, todo es más fácil si tiene en cuenta unas simples reglas.

No monte en cólera

“Los gritos y la excesiva aspereza no solucionan nada”, sostiene Valentín Martínez-Otero, doctor en Psicología y Pedagogía y profesor de la Facultad de Educación en la Universidad Complutense (Madrid). Pero tampoco es cuestión de mirar para otro lado. “En general, la actitud, además de firme, ha de ser comprensiva y estimulante”, añade. En 2008, investigadores de lasuniversidades de Sevilla y País Vasco analizaron los perfiles de más de 800 adolescentes entre 12 y 17 años en función del estilo educativo de sus progenitores. Distinguieron entre tres tipos de padres: estrictos, democráticos e indiferentes. Así, encontraron que “los adolescentes con padres democráticos presentan (…) un mayor interés hacia la escuela y un mejor rendimiento académico”. Por el contrario, aquellos que crecían en familias demasiado severas o apáticas tendían a presentar un rendimiento escolar más bajo y problemas emocionales. Bendito término medio.

El objetivo de toda reacción ante unas calificaciones deficientes es intentar que los hijos se responsabilicen de los suspensos

CARLOS PAJUELO, PSICOPEDAGOGO

Exija un ‘mea culpa’ al estudiante

Es lógico que no se ponga como unas castañuelas. Enfadarse es normal, pero ¿sirve de algo? Carlos Pajuelo, psicopedagogo y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura, ha escrito un libro sobre el tema: Cómo sobrevivir a los suspensos de tus hijos(Espasa, 2015). Opina que el objetivo de toda reacción ante unas calificaciones deficientes es intentar que los hijos se responsabilicen de los suspensos. “Cuando se suspende es porque se ha estudiado poco o no se ha estudiado. Para que el niño pueda cambiar necesita reconocer que no ha estudiado. Si, en cambio, dice que ha sido mala suerte o que le tienen manía, entonces no hay opción de mejoría”, afirma.

Evite que le coja por sorpresa

Las malas calificaciones (igual que las buenas) se ven venir. Generalmente, los suspensos al final de curso vienen precedidos de malos resultados en evaluaciones anteriores. “Por tanto, no hay por qué escandalizarse ni mostrar un estilo agresivo con los hijos, que puede provocar en ellos reacciones muy negativas, como miedo o rebeldía”, alerta el profesor Martínez-Otero.

Cuente hasta diez

O lo que es lo mismo, posponga la regañina hasta que esté seguro de que usted afrontará el asunto con tranquilidad: “Lo fundamental es que si nota que se le hincha la yugular, a lo mejor tiene que esperar un par de días para hablar con su hijo”, dice Carlos Pajuelo. “Debemos hablarle de manera serena. Podemos herir gratuitamente a nuestros hijos y además nos sentiremos mal. Uno tiene que darse un poquito de tiempo. Pueden ser dos días o dos horas”.

Relativice

Las malas notas, incluso las muy malas, no implican automáticamente recurrir a Hermano mayor. Todos podemos dejarnos influir por los comentarios agoreros que vienen del exterior, y es fácil regodearse en ideas tremendistas como “hay que estar muy encima de los niños, porque si no…”. Tampoco conviene que nos carguemos de culpa. Como apunta Carlos Pajuelo, “la sociedad responsabiliza a los padres de casi todo lo que hacen los niños. Nos han hecho creer que los padres somos omnipotentes, y eso no es así”.

Los castigos leves y proporcionados tienen efectos beneficiosos: restauran los lazos emocionales, refuerzan el comportamiento asertivo y estimulan la consecución de un fin

No castigue: establezca consecuencias

Expertos como Carlos Pajuelo conceden que suspender debe tener consecuencias (nada de castigos ideados como venganzas), dirigidas a obtener en septiembre los resultados deseados. Es más, dichas secuelas deberían ser anunciadas durante el curso, para que los hijos sepan a qué se exponen si vuelven a casa cargados de suspensos. “A los padres les diría: ‘No busques lo que fastidiaría al niño’. No se trata de incordiar. Creo que es más cuestión de pérdida de privilegios, como determinar un horario de estudio en verano y otorgar unos privilegios si se cumplen. Siempre enfocado a conseguir lo que queremos: que los hijos se pongan a estudiar”. Un estudio de la Universidad de California (EE. UU.) destaca que los castigos desafiantes y desproporcionados provocan en los hijos perturbaciones cognitivas y emocionales como hostilidad, nerviosismo y problemas de personalidad y reducen la eficiencia en la escuela. En cambio, los castigos leves y proporcionados (“las consecuencias”) tienen algunos efectos beneficiosos: restauran más rápidamente los lazos emocionales, refuerzan un comportamiento asertivo y estimulan la consecución de un fin.

Impida que le arruinen las vacaciones

“Te has quedado sin vacaciones”, se oía decir a algunos padres en el pasado. Hoy, esa drástica determinación no es tan habitual, posiblemente porque nos hemos dado cuenta de que el hecho de que el niño se quede en la ciudad, tal vez con los abuelos, no garantiza que vaya a clavar los codos, y que poniendo tierra de por medio lo único que conseguiremos es echarnos de menos los unos a los otros, convirtiendo las vacaciones en algo triste. Si para evitar la separación usted y su pareja están sopesando renunciar al asueto, también es una mala idea. “Eso generaría en el hijo la sensación de ser el culpable de haberlas arruinado”, dice Carlos Pajuelo: “Otro asunto es que en esas vacaciones haya algo que el hijo que ha suspendido no va a poder tener. Si debe dedicar tiempo a estudiar, habrá cosas que tendrá que dejar de hacer”. Martínez-Otero es de la misma opinión: “No hay por qué alterar las vacaciones de modo significativo. Lo que sí hay que tener en cuenta es una correcta distribución del tiempo del hijo para cada parcela: estudio, descanso, disfrute/ocio y relaciones familiares y sociales”. Piense que cualquier lugar es bueno para estudiar o contar con el refuerzo de un profesor particular. Y si, pese a todo, le cuesta abordar el problema con temple, hay un método infalible para aplacar su ira: mírese en el espejo de su adolescencia. ¿Acaso era usted el estudiante perfecto?

Fuente: elpais.com

Recopilatorio de actividades con las horas.

Aprender a leer la hora en el reloj es una de las primeras habilidades que deben aprender los niños para crecer con independencia y autonomía personal. De esta forma podrán introducir el concepto de tiempo en su vida diaria.

A pesar de que los niños son como esponjitas que todo lo absorben, al principio entender cómo funcionan las manecillas del reloj puede resultarles algo confuso, puesto que no están acostumbrados a usar dos sistemas de números a la vez (del 1 al 12 y del 1 al 60)

Orientación Andújar os comparte hoy  este material que ha sido realizado por la Maestro Aldo Pruneda y ha sido compartido en Facebook. 

vamos a trabajar las horas (3)

Si os pasáis por la entrada original, encontraréis este material para descargarlo en pdf.

Fuente: Orientación Andújar.

 

700 Dinámicas de Integración grupal.

Te imaginas un libro con mas de 700 dinámicas  para trabajar en la integración grupal de niños, jóvenes y adultos.

dinamicas de integración grupal

Ahora compartimos un libro en pdf donde encontrar mas de 700 dinámicas para que usted pueda trabajar con niños jóvenes y adultos, Las dinámicas son muy importantes hacerlas ya que ayudan a captar la atención de los alumnos.

Esperando que el material sea de su agrado compartimos los enlaces de donde usted podrá descargar en formato pdf

Fuente: El Blog Educativo del Docente

Juegos de Memoria, Lógica y Habilidad para niños.

Con estos juegos educativos podrás desarrolla capacidades como la memoria, lógica y habilidad con los juegos de memoria para niños, juegos de lógicas para niños y juegos de habilidad para niños. Disfruta de estos juegos gratis de memoria, lógica y habilidadad. ! juegos educativos de educapeques !

Fuente: Educapeques.

TDAH o Las Vidas de Mario.

TDAH o, lo que es lo mismo, Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Desde Justifica tu respuesta hoy quiero darte a conocer un vídeo que creo que no te dejará indiferente y que lleva por título Las vidas de Mario. Un vídeo que habla sobre Mario, sobre un niño de 6 años que padece, precisamente, Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, TDAH.

¿Quieres descubrir en qué consiste el TDAH? ¿Quieres saber cómo es la vida de Mario? Si es así, estaré encantado de que me sigas en la lectura de este artículo. Sin más demora, zarpamos…

TDAH

Imagen sometida a Derechos de Autor ©

Pero, ¿qué es el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad o TDAH?

El TDAH se puede cosiderar un trastorno neuropsiquiátrico de inicio en la infancia que tiene como principales características una marcada inatención y/o hiperactividad o impulsividad. Aunque se suele considerar un problema asociado a la infancia, más de un 66% de niños con este trastorno siguen mostrando claros síntomas en la adolescencia y la vida adulta, donde persiste en aproximadamente un 50%.

A día de hoy afecta a mas de un 4% de la población en España. Posiblemente sea además unos de los trastornos relacionados con el neurodesarrollo más comunes en la etapa infantil. Y, pese a ser un trastorno relativamente común, es a día de hoy un desconocido por buena parte de la población.

Las vidas de Mario, una campaña de concienciación sobre el TDAH.

Mario, su vida y la de su familia pertenece a ese 4% de la población que padece TDAH. De ahí que sea fundamental que la población tome conciencia de la importacia de su detección lo antes posible, porque una detección a tiempo puede determinar la felicidad de un niño como Mario, puede determinar la felicidad de los familiares afectados por este trastorno.

Las vidas de Mario es un vídeo interactivo que tiene como finalidad concienciar acerca de la necesidad de conocer y tratar el trastorno de TDAH para que así se pueda actuar con eficiencia y eficacia sobre un aspecto del desarrollo que acabará condicionando el entorno personal, académico y familiar de cualquier niño con hiperactividad.

La actitud como clave para afrontar el TDAH.

Se dice que cuando un niño padece TDAH su vida puede verse afectada desde diferentes ámbitos como la escuela, su autoestima y su integración en la sociedad. Y en ese sentido me gustaría incidir en el hecho de que tener TDAH no debe verse como un problema, sino como una oportunidad.

Una oportunidad que pasa por una detección temprana y una correcta orientación que permita a cualquier niño con este trastorno poder crecer y llegar a una vida adulta en igualdad de condiciones que el resto de personas.

Cómo podemos ayudar a niños con TDAH como Mario.

Personalmente creo que es fundamental que exista por nuestra parte un alto grado de comprensión y de compromiso. Un compromiso y una comprension que pasa inevitablemente por un seguimiento cercano y por una buena coordinación entre docentes,familias y profesionales de la sanidad.

Porque cuando la sociedad es capaz de aunar sus fuerzas y hacerlo de forma coordinada, este esfuerzo siempre redunda de manera positiva en aquellos que como Mario, más lo necesitan.

De ahí que para ayudar en el acompañamiento y la superación de la hiperactividad puedan hacerse, por ejemplo, actuaciones como :

  • La adaptación de actividades que tengan en cuenta el tiempo de concentración del niño hiperactivo.
  • La ayuda para establecer determinadas rutinas de carácter organizativo.
  • El fomento del refuerzo positivo incondicional.
  • El fomento de actividades que trabajen específicamente la hiperactividad y la motivación.

Es por esto que tanto me ha gustado la campaña que lleva por títuloLas vidas de Mario, porque ha sido capaz de darse cuenta de que lo realmente importante cuando se tiene TDAH es un seguimiento continuo y cercano y una buena coordinación entre familias, docentes y personal sanitario.

Porque “Todos somos parte del TDHA”. A modo de conclusión.

Porque “Todos somos parte del TDAH” es el lema de este vídeo, el lema de Shire y que ha contado para la campaña Las Vidas de Mariocon la inestimable labor de especialistas en hiperactividad, así como del apoyo de más de 20 asociaciones de pacientes con TDAH.

Esta campaña nace con el claro objetivo de ser una guía orientativa para que la sociedad se sensibilice con el trastorno, y hacerlo con los que son los verdaderos protagonistas, es decir, aquellos pacientes que aportan sus experiencias para acercárnoslas a todos nosotros.